Sobre Nuestra Meditación

Meditar es un ejercicio propio de la mente, por lo tanto, todo aquel que quiera ser un meditador debe primero aprender a aquietar sus pensamientos y sus diálogos internos.

Son muchas las técnicas de meditación que existen, pero ninguna de ellas será efectiva si no tenemos conciencia de la divinidad que habita en cada uno de nosotros, si no somos conscientes que somos un conjunto de mente, cuerpo y energía.

Meditar no es sólo el ejercicio de sentarnos en loto, cerrar los ojos y centrar la mente; meditar es también realizar verdaderos cambios internos que nos permitan evolucionar, además de permanecer en constante estado de auto-observación.

ETAPAS DE LA MEDITACIÓN

Para lograr un verdadero estado de mediación, el practicante debe ubicarse en un lugar tranquilo, donde esté seguro que no será interrumpido. A partir de ahí, debe cerrar los ojos para evitar que la mente se distraiga. La respiración es fundamental en el logro de esta práctica milenaria. Es importante inhalar lentamente y exhalar de la misma manera. Al inhalar, el oxígeno va cargado con micropartículas llamadas prana, las cuales son la energía viva del universo que actúa sobre los cuerpos.

Al iniciar este camino, el practicante debe saber que es un proceso que requiere constancia, que sólo una práctica continuada permitirá adentrarse en este poderoso mundo. A continuación, encontrará las tres etapas por las que pasa la mente:

  1. DHARANA: Es la fase inicial que consiste en silenciar la mente, en evitar los diálogos internos.
  2. DHYANA: En esta etapa de la meditación, debemos centrar la mente en un punto focal, es decir, lograr permanecer la mayor cantidad de tiempo posible con la mente centrada en una sola cosa.
  3. SHAMADI: Es el estado de absolutez de la mente.

Visítanos

Eco-Aldea La Pacha-Mama, vereda de Oropoma, vía Ocaña-Abrego, Norte de santander, Colombia.